noviembre 23

Todo sobre la dieta flexitariana

Uncategorized

0  comments

Seguramente alguna vez has escuchado hablar o has leído acerca de la dieta flexitariana, si no, no te preocupes, acá te contaré todo lo que necesitas saber acerca de este tipo de dieta o alimentación.

Este es un régimen de alimentación muy reciente y popular, ya que fomenta un estilo de vida saludable, sostenible y consciente. Y, como su nombre lo indica, es mucho más flexible que cualquier otro tipo de dieta creada (keto, vegetariana, vegana, ayuno intermitente…) 

¿En qué consiste?

Este tipo de dieta tiene origen en 1992, cuando una chef decidió añadir este término a su restaurante, pero no fue hasta muchos años después cuando esta definición se convirtió en tendencia.

Y es que no es nada menos que una combinación de una dieta vegetariana con una inclusión, puntual, de alimentos de origen animal, principalmente huevos, pescado y lácteos. Como puedes ver, este es un modelo de alimentación creado para todas aquellas personas que quieren llevar una dieta vegetariana/vegana pero les cuesta renunciar a ciertos alimentos de origen animal. De ahí su nombre “flexitariana” ya que es bastante flexible en los alimentos que incluye.

Mientras que los veganos excluye cualquier alimento de origen animal y los vegetarianos eliminan ciertas carnes, los flexitarianos pueden disfrutar de ambas partes sin restringir alimentos en específico, el objetivo en este caso, será la frecuencia de consumo, pero más adelante hablaremos de esto.

¿Por qué elegir una dieta flexitariana?

Este tipo de dieta tiene los siguientes objetivos:

  • Preservar el medio ambiente
  • Evitar la sobreexplotación de animales y el coste medioambiental
  • Promover estilo de vida sostenible
  • Aumentar la consciencia de lo que se consume regularmente
  • Disminuir el impacto ambiental que tiene la explotación de carnes y productos animales
  • Promover una alimentación saludable
  • Reducir la huella de carbono 
  • Disminuir la presión sobre productos terrestres y marinos

Beneficios de una dieta flexitariana:

  • Mejora la salud cardiovascular
  • Contribuye a reducir los niveles de colesterol
  • Aporta fibra a la alimentación (por un consumo más elevado de frutas, verduras y legumbres)
  • Reduce significativamente el riesgo de tener enfermedades crónicas no transmisibles
  • Se cubren todos los requerimientos nutricionales sin necesidad de suplementar como es en el caso de una dieta vegetariana y vegana.
  • Mejora el tránsito intestinal

Son varios los beneficios que nos ofrece este tipo de dieta, pero ahora sí, la pregunta que todos nos hacemos ¿Cómo funciona? ¿Por dónde empiezo?

Generalmente la proporción recomendada sería: consumir 80% de los alimentos de origen vegetal y 20% de alimentos de origen animal. Es decir, puedes consumir de 5 a 6 veces por semana consumir alimentos vegetales y 1 a 2 veces por semana incluir alimentos de origen animal.

¿Qué alimentos incluir en una dieta flexitariana?

Origen vegetal:

  • Frutas
  • Vegetales y hortalizas
  • Legumbres
  • Cereales (carbohidratos complejos de preferencia y altos en fibra)
  • Frutos secos
  • Semillas
  • Bebidas vegetales
  • Hierbas
  • Condimentos

Origen animal:

  • Lácteos
  • Huevos
  • Pescados
  • Pollo

Generalmente se permite el consumo de huevos y lácteos como consumo habitual y fuente de proteína animal. Con respecto al consumo de carnes, se recomiendan las carnes blancas por encima de las rojas y procesadas, estas se pueden consumir de 1 a 2 veces por semana.

Muchas veces, en este tipo de dieta, se pueden correr ciertos riesgos, uno de ellos es la inclusión de alimentos ultra procesados, altos en azúcar y grasas saturadas. Por lo que se puede observar muchas veces personas siguiendo dietas veganas, vegetarianas o flexitarianas con obesidad, ya que su principal fuente de consumo es en este tipo de alimentos. Es importante recalcar que el incluir este tipo de dieta implica también la inclusión de hábitos alimenticios saludables, con alimentos de alta calidad nutricional. 

Acá te dejo algunas recomendaciones generales para poder seguir este tipo de dieta:

  • Realiza actividad física regularmente
  • Procura reducir tu consumo de productos ultra procesados y altos en azúcares.
  • Promueve la compra local de tus alimentos.
  • Busca siempre una alimentación natural y saludable para aumentar aún más los beneficios de este tipo de dieta.

Recuerda que en el mundo existen muchísimas estrategias, dietas y tipos de alimentación, algunas estrictas, otras que excluyen totalmente un grupo de alimentos, que implican ayunar por cierta cantidad de tiempo, entre otras. Pero es importante resaltar el hecho de que debemos seguir una alimentación que mejor se adapte a nosotros, nuestros objetivos y estilo de vida. Por esta razón, la mejor forma de encontrar la mejor estrategia para ti es consultar con un nutricionista. 

Artículo relacionado:


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos