junio 14

Mega guía práctica de harinas sin gluten

Postres saludables

0  comments

Para sustituir la harina de trigo, existen muchísimas más opciones que se pueden utilizar en la cocina, más saludables y muy versátiles. En la actualidad, es más común encontrarlas en diversos establecimientos y se están volviendo cada vez más accesibles para todo público. 

 

Primero quiero que definamos qué es el gluten y para qué sirve en la cocina, principalmente en repostería. El gluten es una proteína que se encuentra de manera natural en alimentos como: trigo, centeno, cebada, entre otros. También, lo podemos encontrar en una gran diversidad de productos procesados. En repostería, la principal función que tiene el gluten es brindar elasticidad, esponjosidad y aumentar el volumen de las masas. Sin embargo, muchas personas, ya sea por intolerancia, por salud o por elección, han decidido evitar o disminuir el consumo de gluten, por lo que intentar reemplazarlo, especialmente en repostería, puede parecer tarea complicada. 

 

Existe tanta variedad de harinas sin gluten que muchas veces pueden llegar a confundirnos y no sabemos cuál utilizar. En esta guía práctica te quiero platicar todo lo que necesitas saber de cada harina y sus usos. 

 

 

  • Harina de almendras

 

Es una de las harinas más utilizadas y conocidas en la cocina. Es baja en carbohidratos y con bajo índice glucémico, por lo que es útil en la cocina saludable, para personas con diabetes, celíacas y otras personas que deseen evitar el consumo de gluten en su dieta.  

Es una harina que absorbe mucha cantidad de líquido en las preparaciones, por lo que se recomienda calcular con exactitud la cantidad que vas a agregar en tus elaboraciones. 

En repostería, se utiliza para: tartas, crust de pies, macarrones, galletas y muchos postres más. Por lo que este tipo de harina es una excelente opción si deseas sustituirla en recetas que llevan gluten.

OJO: No es apta para personas que padecen alguna alergia a las nueces. 

 

 

 

  • Harina de coco

 

Este tipo de harina, se realiza con la pulpa del coco seca, un subproducto natural cuando se produce leche de coco. A diferencia de la harina de almendras, absorbe mucha más humedad, por lo que se recomienda agregar más líquido en la preparación. 

Baja en carbohidratos y alta en proteína y fibra, la convierte en una excelente aliada en repostería y postres saludables. 

Se utiliza para elaborar pasteles, galletas, brownies, crust de pies, entre otros.

 

 

  • Harina de garbanzos

 

A esta harina se le conoce por ser el sustituto perfecto para el huevo en los omelettes. Tiene muchos beneficios para la salud: alta en fibra, proteína vegetal, magnesio, potasio, ácido fólico y lecitina. Es muy poco común su uso en repostería, se utiliza principalmente en preparaciones como: crepes, rebozados, omelettes, espesantes y algunas veces se usa para la elaboración de panes.

 

 

 

  • Harina de maíz

 

Este tipo de harina ha constituido uno de los principales alimentos en la cocina de la mayoría de personas. Tiene un importante valor nutritivo: calcio, fósforo, zinc, hierro, magnesio, potasio, fibra, carotenos. Es utilizado para preparaciones como: tortillas, bizcochos, panadería, rebozados, empanadas, y en una infinidad de elaboraciones más. 

 

 

 

  • Harina de amaranto

 

Esta se realiza a base de la planta de amaranto. Cada vez más, la harina de amaranto ha cobrado más popularidad y se utiliza más en diversas preparaciones. Tiene un elevado contenido de proteína, fibra, fitoesteroles y aminoácidos esenciales. Por lo que se ha convertido en una excelente aliada para las personas con intolerancia al gluten.

Se puede utilizar en diversas preparaciones: pastas, panqueques, galletas, panes, pasteles, bizcochos. Si lo utilizas para preparar productos horneados necesita ser combinado con otro tipo de harina para levar. 

 

 

 

  • Harina de arroz

 

Es un ingrediente que se adapta a muchos estilos de alimentación y en diferentes preparaciones. Contiene fibra, carbohidratos complejos, vitaminas y minerales. Se puede utilizar en preparaciones como: salsas, repostería, panadería, galletas, tempuras y muchas otras elaboraciones más.

 

 

 

  • Harina de trigo sarraceno

 

También conocida como harina de alforfón, tal vez se puede confundir cuando leemos “trigo” en su nombre, sin embargo, el trigo sarraceno es un pseudocereal, por lo que no contiene gluten. En su presentación como semilla se puede cocinar como el arroz. Entre sus principales propiedades nutricionales podemos encontrar: alta en proteínas, aminoácidos esenciales, omega 3 y 6, hierro, magnesio, vitaminas del complejo B, fibra y flavonoides.

Se utiliza principalmente para elaborar: crepes, tortitas, panadería y galletas.

 

 

 

  • Harina de avena

 

Es otro tipo de harina de las más conocidas en la cocina y de las más utilizadas. Últimamente ha crecido el interés en utilizarla y es que debido a sus propiedades nutricionales la convierte en el alimento perfecto para una alimentación saludable y libre de gluten, contiene: fibra, carbohidratos complejos, vitaminas complejo B, omega 6, diversos minerales. Es una de las harinas con mejor perfil nutricional y con mayor versatilidad. Se puede utilizar para elaborar: repostería, crepes, panqueques, galletas, muffins y panadería. 

 

 

 

  • Almidón de maíz

 

También conocida como fécula de maíz, la cual al ser mezclada con agua puede convertirse en un excelente espesante, que es, como todos lo utilizamos más comúnmente, sin embargo, también puede ser muy útil para ser usado en preparaciones como: pasteles, panes, galletas, pudding, natillas, helados, entre otras.

 

 

 

  • Harina de soja

 

La soja es una de las pocas legumbres que encontramos con los nueve aminoácidos esenciales, por lo que también, se puede considerar una excelente fuente de proteína de alta calidad. Posee una gran cantidad de nutrientes: magnesio, fósforo, potasio, hierro, cobre, vitaminas (A, B, C, D), fibra, lecitina, entre otros.

La harina de soja tiene una textura ideal para preparaciones como: panes, pasteles, bollos, pizzas, galletas, y muchas otras preparaciones más. 

Una de las principales características de esta harina es que absorbe mayor cantidad de líquido, por lo que aumenta su rendimiento, mejora su consistencia y textura.

 

 

 

  • Harina de teff

 

Al teff se le considera como uno de los principales superalimentos para incluir en nuestra dieta. Últimamente, ha estado muy de moda incluirlo en diversas preparaciones. Entre sus propiedades nutricionales se pueden destacar: fibra, carbohidratos complejos, proteínas, aminoácidos esenciales, calcio, magnesio, potasio, cobre y zinc. 

Se utiliza para elaborar: tortitas, crepes y diversos productos de repostería.

 

 

  • Harina de sorgo

 

Aunque es muy poco conocido, el sorgo se le ha conocido por su gran aporte nutricional, es muy parecido al maíz. Rico en proteínas, vitaminas del complejo B, hierro, calcio, fósforo, zinc, fibra, bajo en carbohidratos y grasas.

Se utiliza principalmente para la elaboración de panes sin levadura.  

 

Cuando hablamos de harinas sin gluten, la lista puede continuar, pero acá procuré agregar las principales harinas que se utilizan comúnmente en la cocina. No tiene por qué volverse complicado reemplazar el gluten en nuestras preparaciones cuando sabemos cómo sustituirlo y en qué proporción.

 

Artículo relacionado, haz click aquí

 


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

Mezclas vegetales

Mezclas vegetales

Dietas de moda ¿Cómo identificarlas?

Dietas de moda ¿Cómo identificarlas?

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos