marzo 25

¿Qué son los prebióticos?

Nutricion

0  comments

Existen tantos nombres de nutrientes, compuestos y alimentos que no conocemos y son esenciales para nuestra alimentación, que muchas veces los consumimos sin saber los beneficios que contienen o lo importante que son para nuestro cuerpo. Uno de ellos son los prebióticos.

 

Los prebióticos son los carbohidratos o fibra de origen vegetal que sirven de alimento para las bacterias “buenas”  que habitan en nuestro cuerpo, brindándoles un ambiente apto para crecer y desarrollarse correctamente. Se podría decir que actúan como “fertilizantes” para las bacterias.

 

 

Estas son las sustancias no digeribles que se encuentran en los alimentos, y promueven la actividad de las bacterias beneficiosas para el intestino. Se puede identificar que un alimento es prebiótico si tiene las siguientes tres características:

 

  • Es una sustancia que no se degrada, absorbe, ni descompone durante el tránsito del tramo digestivo superior (intestino delgado).

 

  • Sufre de una fermentación bacteriana cuando llega al colon.

 

  • Este tipo de fermentación es selectiva, es decir, que va a favorecer todo tipo de actividad y crecimiento de bacterias que únicamente ejercen beneficios positivos para la salud.

 

¿Cuál es la diferencia entre prebióticos y probióticos?

 

La principal diferencia es que los probióticos son los encargados de aportarnos bacterias exógenas vivas a la microflora y los prebióticos nos proporcionan los sustratos adecuados para que estas bacterias crezcan y se proliferen en el intestino. 

Todo esto tiene lugar en el intestino grueso o colon.  

 

Por lo tanto, una dieta balanceada de probióticos y prebióticos es ideal para mantener nuestra salud intestinal adecuada y equilibrada. 

 

 

Beneficios de consumir prebióticos:

 

  • Estimula y ayuda a la salud intestinal y su sistema inmunológico.
  • Facilita a que algunos minerales se absorban de mejor manera y síntesis de algunas vitaminas.
  • Ayudan a prevenir y controlar problemas digestivos tales como la diarrea o estreñimiento.
  • Contribuyen a disminuir los triglicéridos en la sangre.
  • Previene infecciones intestinales.
  • Ayuda a disminuir la glucosa en sangre.
  • Se ha vinculado con contribuir de manera terapéutica o preventiva en enfermedades como obesidad, cardiovasculares, alergias o diabetes.
  • Mantiene un sistema gastrointestinal saludable.
  • Mejora la digestión y la absorción de ciertos nutrientes.
  • En los bebés, mejora su sistema inmunológico, disminuye la posibilidad de padecer alergias e infecciones tanto intestinales como respiratorias. 

 

 

Los prebióticos tienen un gran potencial para ayudar a ciertas enfermedades como algunas patologías relacionadas al intestino del tipo infeccioso o alérgicas. Sin embargo, hacen falta estudios para identificar con seguridad qué tipo de prebióticos son los ideales para contribuir a este tipo de enfermedades. 

 

Consecuencias de no incluir prebióticos en la alimentación:

 

  • Tendencia a padecer más problemas digestivos.
  • Se debilita el sistema inmunológico del aparato digestivo, por consiguiente, existe una mayor tendencia a tener enfermedades relacionadas con los alimentos (ETAS).
  • Deficiencia de algunos minerales por una absorción disminuida.

 

¿Cuáles son los principales prebióticos?

 

Dentro de estos podemos encontrar: 

 

  • Fructooligosacáridos (FOS) o fructanos
  • Maltodextrina
  • Almidón resistente
  • Lactulosa
  • Galactooligosacáridos (GOS) de la leche materna

 

Principalmente, los prebióticos los podemos encontrar en alimentos de origen vegetal y en la leche materna. Veamos en qué alimentos los podemos hallar:

 

  1. Ajo
  2. Cebolla
  3. Alcachofas
  4. Plátanos
  5. Miel
  6. Trigo
  7. Avena
  8. Soja
  9. Legumbres
  10. Espárragos
  11. Puerro
  12. Centeno
  13. Chicoria
  14. Demás alimentos de origen vegetal

 

 

Algunos factores que pueden afectar la microbiota intestinal y por consiguiente, los prebióticos se les hará imposible ejercer su acción beneficiosa para la salud:

 

  • Abuso excesivo de antibióticos y medicamentos
  • Consumo desmedido de tabaco y alcohol.
  • Estrés.
  • Infecciones intestinales.
  • Contaminación ambiental.
  • Alimentación inadecuada.

 

 

Recuerda que la microbiota intestinal se adquiere desde que nacemos, por lo que, cada persona tiene una identidad bacteriana única y equilibrada, y puede ir variando según su estilo de vida actual. 

 

Artículo relacionado, haz click aquí

 

Descarga mi guía de Probióticos

 


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

Dietas de moda

Grasas buenas vs grasas malas

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos