noviembre 19

10 CONSEJOS PARA CONTROLAR EL REFLUJO

Nutricion

0  comments

El reflujo gastroesofágico es una de las afecciones más comunes, y día a día van en aumento las personas que lo padecen. Esto ocurre, cuando existe cierto desbalance entre el reflejo normal del esófago, provocando que jugos gástricos y ácidos, se devuelvan del estómago, causando reflujo y acidez. 

Uno de sus síntomas más comunes son la acidez y/o regurgitación gástrica y de los menos comunes son el dolor de pecho y garganta, tos, jadeos, entre otros. Muchos de los que padecen de acidez la describen como una sensación de ardor en el pecho, y esto pasa, cuando los jugos gástricos irritan al esófago.

Es una enfermedad sin duda muy incómoda y molesta para los que la padecen, y se necesita de un tratamiento tanto médico como nutricional para aliviar los síntomas. Aparte de eso, también existen algunos consejos que puedes seguir para disminuir esa sensación de acidez:

  1.     Identifica tus detonantes

Existen una serie de alimentos irritantes que pueden empeorar los síntomas de reflujo:

  • Café
  • Bebidas cítricas y gaseosas
  • Tabaco y alcohol
  • Comidas picantes
  • Condimentos
  • Chocolate
  • Tomate
  • Vinagre

Pero, en algunas personas algunos pueden aumentar más el reflujo que otros. Por esa razón, intenta identificar qué comida es la que agrava más la sensación de reflujo. Una vez identificados, intenta disminuir o evitar este tipo de alimentos de tu alimentación. 

  1.     Controla tu peso

Cuando existe un exceso en el peso, también aumenta el perímetro abdominal, este crea una especie de presión gástrica y provoca que el reflujo también aumente. Te recomiendo que, si tienes un peso por encima del saludable, pidas un plan de alimentación que te ayude no sólo a controlar tu reflujo sino también tu peso.

  1.     Evita vestir con prendas apretadas

Aunque no lo creas usar ropa ajustada también puede empeorar el reflujo, esto es, porque se aumenta la presión abdominal, lo cual favorece el paso de jugos gástricos hacia el esófago y es lo que provoca que sientas esa sensación de ardor en el pecho.

Procura vestirte con prendas un poco más holgadas, que permitan que tu cuerpo “respire” y permite una correcta digestión.

 

  1.     Mantente recto mientras comes

Esto es muy importante cuando se trata de controlar el reflujo, muchas veces, tendemos a comer en una postura encorvada. Cuando se padece de reflujo, por lo general, se recomienda que se coma en una postura recta, de esa manera se ejerce cierto efecto de gravedad sobre los alimentos, induciendo así, que estos sigan su transcurso normal desde el estómago a los intestinos. 

  1.     Procura cenar 2 a 3 horas antes de acostarte

Normalmente, nuestro cuerpo tarda de 2 a 4 horas en digerir totalmente los alimentos. Si te duermes inmediatamente después de comer, no permites que la comida se digiera correctamente, provocando que los jugos gástricos se abran paso también al esófago, aumentando el reflujo.

Así que, cuando cenes, intenta hacerlo unas horas antes de acostarte, realiza otras actividades para facilitar el proceso de digestión y evitar tener reflujo en la noche.

 
  1.     Eleva la parte delantera de tu cama

Para intentar reducir el reflujo durante la noche, intenta poner una especie de grada o soporte debajo de las patas delanteras de la cama (en el lado en donde pones la almohada). De esa manera, evitas que los jugos y ácidos se devuelvan del estómago al esófago. 

  1.     Disminuye tus porciones y aumenta tus tiempos de comida

Cuando comemos de manera abundante, agravamos de manera considerable el paso de los jugos gástricos al esófago, favoreciendo así la sensación de reflujo. Por lo que te recomiendo que disminuyas la cantidad de porciones en cada comida y aumentes tus tiempos de comida.

 

  1.     Come despacio

Nuestro estómago tarda de 15 a 20 minutos en mandarnos el aviso de que ya está lleno, si comes muy rápido, aumentarás la cantidad de porciones de lo que realmente necesita y esto representa un mayor trabajo para tu estómago, y ocurrirá lo que te platiqué en el punto anterior, favorecerá el paso de jugo gástrico hacia tu esófago y agravará el reflujo.

Cuando comes despacio, le permites a tu cuerpo hacer la digestión correctamente y evitas también que aumente el reflujo y acidez.

  

  1.     Toma infusiones

Cuando sientas la sensación de ardor en el pecho, intenta hacerte infusiones de: manzanilla, romero o laurel, estas ayudarán a disminuir tus síntomas y calmarán la acidez.

 

  1. Reduce tus niveles de estrés

El estrés es un detonante para aumentar el reflujo, provoca que nuestro cuerpo produzca adrenalina, acelerando el vaciamiento del estómago y la digestión, lo que provoca que aumente la producción de ácidos gástricos, los cuales cuando tenemos reflujo pueden llegar a el esófago, aumentando la sensación de acidez y ardor.

Ahora que ya sabes estos prácticos consejos, puedes aplicarlos y verás cómo disminuye tus síntomas, claro, nunca olvides que el tratamiento debe ser completo, es decir, con ayuda también de profesionales que te apoyarán durante todo tu proceso.

Más artículos haz click aquí

Bibliografía

 

 

 


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

6 BENEFICIOS DE LA FIBRA

5 CENAS RÁPIDAS Y SALUDABLES

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos