noviembre 12

5 COSAS QUE DEBES SABER ANTES DE INICIAR EL AYUNO INTERMITENTE

Nutricion

0  comments

         Seguramente, alguna vez has escuchado sobre el ayuno intermitente y su infinidad de beneficios. Últimamente, se han visto muchos artículos, publicaciones en redes sociales y páginas de internet hablando sobre este tema, pero son pocos los que comentan sobre las advertencias o cosas que debemos tomar en cuenta antes de iniciar el ayuno intermitente.

         Si todavía no lo conoces, te cuento un poco antes de iniciar a hablarte sobre las cosas que debemos tomar en cuenta. El ayuno intermitente, es un tipo de estrategia nutricional en la que se retarda o suspende de forma voluntaria la ingesta de alimentos, para establecer ciclos y horarios de ayuno y alimentación. Existen diferentes tipos:

  •       Ayuno 16/8: Se hace ayuno por 16 horas, con una ventana de alimentación por 8 horas.
  •       Ayuno 12/12: Ventana de alimentación de 12 horas y luego existe un ayuno de 12 horas.
  •       Ayuno 24/48: Se ayuna por 24 o 48 horas.

 

¿Qué tiene de increíble esta modalidad de alimentación?, bueno, se le atribuyen muchos de beneficios cuando se habla de ayuno intermitente:

  •   Pérdida de peso.
  •   Prevención de enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer, problemas cardiovasculares).
  •   Disminución de grasa corporal.
  •   Contribuye a regular y normalizar los niveles de glucosa en la sangre.
  •   Facilita el metabolismo y oxidación de grasa.
  •   Disminuye niveles en el perfil lipídico.

Todo se lee muy bien ¿verdad?, pero antes de iniciarlo debes saber que NO ES PARA TODOS, es por eso que debes tomar en cuenta estos factores si lo quieres empezar a hacer:

  1.     Gastritis o úlceras

Si padeces de reflujo, gastritis o úlceras, el ayuno intermitente no es para ti. El empezar con esta modalidad de alimentación si tienes alguna de estas afecciones puede llegar a empeorar si no la tienes controlada.

Para empezar, tienes guiarte por un tratamiento que se enfoque en una alimentación que alivie los síntomas de reflujo, gastritis o úlcera. Luego, depende de tu estado de salud, se puede evaluar si eres candidato para el ayuno intermitente.

 

  1.     Diabetes

El ayuno intermitente podría resultar perjudicial para personas que padecen de diabetes, especialmente el tipo 1 o un tipo 2 mal controlado. Desde hace mucho se conocen los efectos secundarios que puede causar un ayuno prolongado. Por lo que seguir esta modalidad puede provocar una hipoglucemia y causarte una fuerte descompensación.

Es por eso, que, si padeces de diabetes, ya sea 1 o 2, debes consultar con tu médico y nutricionista para valorar qué es lo mejor para tu salud y qué alimentación es la ideal para ti. Es muy importante que todo cambio que hagas en tu estilo de vida, lo platiques con especialistas para que te puedan guiar en el proceso.

 

  1.     Mujeres embarazadas o periodo de lactancia

Este grupo de personas no son aptas para seguir el ayuno intermitente. Si estás embarazada o en periodo de lactancia, tus requerimientos y objetivos nutricionales son diferentes a lo que ofrece el ayuno. En este momento, tu bebé necesita todos los nutrientes necesarios para su correcto crecimiento y desarrollo, y depende totalmente de que tu se los proveas.

Si estás en periodo de gestación y te encuentras teniendo los síntomas típicos del embarazo, como náusea, fatiga, falta de energía y cansancio, sabes que lo aconsejable es comer durante intervalos de tiempo para disminuir los síntomas y mantener estables los niveles de glucosa. Si empiezas a realizar esta estrategia en tu alimentación (ayuno intermitente), muy seguramente, estos síntomas pueden aumentar, causándote a ti y al bebé un desequilibrio en la salud.

La mejor alimentación para tu embarazo y periodo de lactancia es una dieta saludable y equilibrada, llena de nutrientes esenciales.

 

  1.     Anemia

Si recientemente te han detectado que tienes deficiencia de nutrientes (anemia), es muy probable que el ayuno intermitente no sea para ti. Generalmente lo que se recomienda como tratamiento, es el aumento de nutrientes en tu alimentación.

Si padeces de anemia, yo te recomiendo que primero intentes tratar esa deficiencia antes de iniciar cualquier modalidad de alimentación.

 

  1.     Si estás por debajo de un IMC de 18.5

Si te encuentras con bajo peso, tuviste o estás teniendo algún trastorno en tu alimentación, el ayuno intermitente no es lo recomendado para ti. Necesitas un especialista que te guíe y aconseje en el proceso para poder llegar a tu peso saludable con una alimentación balanceada y con nutrientes esenciales que te ayudarán a lograr tu objetivo.

Si después de leer lo anterior, concluyes que el ayuno intermitente es para ti, te recomiendo lo siguiente antes de iniciar:

  •   Evalúa con un médico tu estado de salud en general antes de empezar.
  •   Consulta con un nutricionista para crear un plan de alimentación con esta estrategia (ayuno intermitente) que se amolde a tu estilo de vida y valorar si es la modalidad indicada para ti, tus requerimientos, necesidades y estado de salud.
  •   No te guíes por las experiencias o testimonios de otras personas, recuerda que todos somos diferentes, por lo tanto, nuestro cuerpo reacciona distinto que los demás.

También, debes conocer los siguientes efectos secundarios que puede provocar el ayuno durante los primeros días (luego de unas semanas, estos deberían reducirse, si ese no es tu caso, consulta con tu médico):

  •       Dolor de cabeza.
  •       Mareos.
  •       Cansancio.
  •       Confusión.
  •       Trastornos gastrointestinales (diarrea y estreñimiento)
  •       Insomnio y ansiedad.
  •       Reflujo.
  •       Mal aliento.

Recuerda que cualquier cambio en tu alimentación que quieras hacer, siempre consulta con tu nutricionista.

 

Bibliografía

Quieres leer más artículos relacionado, haz click aquí

 


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

6 BENEFICIOS DE LA FIBRA

5 CENAS RÁPIDAS Y SALUDABLES

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos