noviembre 10

CALCIO: MINERAL CLAVE EN LA ALIMENTACIÓN DE LOS NIÑOS

Nutricion

0  comments

Sin duda, la infancia es una de las etapas claves para el crecimiento y desarrollo de nuestros hijos, es por eso, que es tan importante conocer qué nutrientes y alimentos son esenciales para ellos en esta etapa.

¿Qué es el calcio?

El calcio, es un mineral que se encuentra en la mayor parte de nuestro cuerpo, más que todo en los huesos y una menor cantidad en fluidos. Lo podemos encontrar naturalmente en los alimentos y en algunos fortificados.

¿Por qué es importante en la infancia?

Durante los primeros años de vida de tu hijo, sus huesos crecen tanto a lo largo como a lo ancho, y un consumo de calcio adecuado es vital para que tengan un crecimiento óptimo y completo. Un desarrollo en los huesos de esa dimensión sólo ocurre en la etapa de la niñez, es por eso la importancia de que nuestros niños consuman todos los nutrientes necesarios para estar saludable.

Este importante mineral es la matriz de los huesos, y si no se consume en las cantidades recomendadas, poco a poco, van perdiendo fuerza. ¿ves lo importante que es el calcio en la alimentación de nuestros hijos?

¿Cómo actúa el calcio?

Con los años, el hueso se encuentra en renovación constante, quitando el que se encuentra viejo y dañado y reemplazandolo por uno nuevo. Durante el proceso, se está depositando calcio TODOS LOS DÍAS en los huesos. Esa es la razón por la que este mineral es tan importante, para mantener huesos fuertes y ayudar a reponer todas las pérdidas que puedan llegar a existir por desgaste o daños ocurridos en estos.

 

¿Qué pasa si mi hijo no lo consume en cantidades suficientes?

Existe un desbalance, ya que se está gastando más calcio que el que se está reponiendo, y todas las reservas que se tienen del mineral van disminuyendo poco a poco, hasta gastarlas todas. Es en ese momento, en donde los huesos comienzan a quedarse con espacios vacíos dentro, en donde teóricamente debería encontrarse el calcio, y consecuentemente, se convierten en huesos porosos y frágiles, aumentando de esa manera, el riesgo de padecer alguna fractura o daño.

¿Cuánto calcio necesita mi hijo?

Las necesidades de calcio varían según la edad del infante:

  • Bebés de menos de 6 meses: necesitan 200 mg diarios y lo pueden obtener de leche materna y/o fórmula.
  • Bebés de 6 a 11 meses: 260 mg, también lo obtienen de leche materna y/o fórmula.
  • Niños de 1 a 3 años: 700 mg de calcio al día a través de la comida.
  • Niños de 4 a 8 años: necesitan 1000 mg al día por medio de los alimentos.
  • Niños de 9 a 18 años: 1600 mg al día.

Es importante que sepas que la mejor manera de obtener calcio es a través de sus fuentes naturales, que son los alimentos, si consideras que tu hijo no está obteniendo suficiente calcio, consulta con un profesional para considerar la probabilidad de suplementación.

¿En qué alimentos lo podemos encontrar?

El calcio lo podemos encontrar en su mayoría en los lácteos:

  • Leche (de cualquier tipo)
  • Yogurt (de preferencia griego o natural para evitar exceso de azúcares)
  • Quesos y derivados

Aunque, también existen otras fuentes naturales de calcio en los alimentos, pero en menor cantidad:

  • Hortalizas verdes: brócoli, repollo, acelga, espinaca…
  • Frutos secos y semillas: almendra, nuez, manías, semillas de sésamo…
  • Tofú
  • Garbanzos
  • Frutas: naranja, ciruelas, higos…
  • Habas
  • Alubias (blancas y rojas)

¿Cómo le ayudo a mi hijo a que consuma suficiente calcio?

Como habíamos comentado anteriormente, el calcio lo podemos encontrar en una gran cantidad de alimentos de forma natural y en algunos alimentos fortificados (cereales y bebidas vegetales), si aún se encuentra entre los 0 a 6 meses lo mejor que puedes hacer por tu hijo es ofrecerles lactancia materna o fórmula, según sea el caso. 

A partir de los 6 meses, ya puede comenzar a probar alimentos en forma de papillas, en ese momento se recomienda que añadas algún vegetal o fruta que contengan calcio para ayudarles a cumplir con su requerimiento, complementado con la leche materna o fórmula. No se recomienda que antes de los 2 años consuman frutos secos, semillas y leche de vaca por posibles alergias.

A partir de los 2 años, tu hijo ya puede consumir todo tipo de alimentos, así que puedes preparar diferentes recetas en donde incluyan alimentos fuente de calcio, como, por ejemplo:

  • Desayunos con yogurt y fruta: panqueques, smoothies, bowls, helados…
  • Utiliza avena enriquecida con calcio para distintas preparaciones: panqueques, licuados, galletas, pasteles…
  • Utiliza derivados lácteos para tus preparaciones: ricota o requesón, cottage, quesos frescos, queso crema…
  • Utiliza la mantequilla de almendras o maní como snacks o parte de tus preparaciones.
  • Agrega hummus a sus comidas en formas creativas.
  • Añade las hojas verdes a algunos smoothies o panqueques, combinados con otras frutas para ocultar su sabor.

NO se recomienda que bebés y niños consuman alimentos con cafeína (café, gaseosas o té frío) ya que puede intervenir en la absorción de este mineral y evitar que los huesos se desarrollen correctamente.

¿Qué tiene que ver la vitamina D con el calcio?

El calcio necesita vitamina D para su correcta absorción, si esto no sucede, los huesos no podrán desarrollarse lo suficiente. La vitamina D la podemos encontrar en hígado vacuno, pescados, leche de soja y en algunos fortificados: bebidas vegetales y cereales de desayuno. Podemos encontrarla también a través de la luz del sol (utiliza protector solar) intenta que tu exposición al sol sea mínima para evitar posibles complicaciones a futuro, como lo es el cáncer de piel.

Quieres leer artículos más relacionados, haz click aquí


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

6 BENEFICIOS DE LA FIBRA

5 CENAS RÁPIDAS Y SALUDABLES

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos