noviembre 5

5 TIPS PARA IR AL SUPERMERCADO

Nutricion

0  comments

Seguramente alguna vez has batallado con ir al supermercado y te abruma la cantidad de productos que existen. Muchas veces nos cuesta realizar una elección correcta cuando vamos a comprar comida, más aún, si nos encontramos en un plan de alimentación para disminuir de peso o queremos hacer un cambio positivo y mejorar nuestros hábitos de alimentación.

La industria sin duda ha marcado una gran diferencia en la alimentación en todas las personas y muchas veces, sin querer, caemos en la mercadotecnia y compramos productos que no necesitamos o no contribuyen a mejorar nuestra alimentación.

Sigue los siguientes consejos para ir al supermercado y verás lo fácil que sentirás la próxima vez que vayas:

  1.     Revisa tu alacena y refrigerador

Muchas veces cometemos el error de ir al supermercado sin revisar los productos que tenemos en casa. Es por eso que debes planificar tu salida al supermercado, mide el tiempo en el que tardan los productos en la alacena y refrigerador en acabarse y crea un patrón para visitar el supermercado. De esa manera te aseguras de mantener tu refrigerador y alacena abastecida y evitarás duplicar productos o desperdiciar comida.

Te aconsejo que escribas en un post it, todos los productos que están prontos a vencerse o acabarse, y pégalo en tu refrigeradora. Así sabrás qué debes comprar la próxima vez que vayas al supermercado. 

  

  1.     Haz tu menú de la semana

Algo que siempre me funciona, es anotar las comidas que quieres hacer durante la semana y escribe los ingredientes que usarás para cocinarlas. De esa manera, tengo más claro que debo ir a comprar al supermercado y te ahorras mucho más tiempo.

Dedica un espacio en el día para anotar qué es lo que quieres comer o cocinar para los siguientes días, sé creativo y busca recetas que te inspiren y llamen la atención. Así, rompes con la rutina de comer siempre lo mismo durante la semana.

 

  1.     Haz una lista de compras

La vieja confiable, una lista de compras nunca falla. Si vas regularmente al mismo supermercado, puedes escribir tu lista por orden de pasillos, así se te facilitará y optimizas tu tiempo. Otro beneficio que trae hacer esta estrategia, es que evitas comprar productos que realmente no necesitas y te ahorras dinero. Apóyate de la tecnología y busca apps que puedas utilizar para crear lista de compras.

Te recomiendo estas aplicaciones:

 

  1.     Revisa la etiqueta

¡No caigas en la mercadotecnia! Siempre revisa etiquetas antes de comprar un producto. Muchas veces, las industrias ponen publicidad engañosa en sus productos para generar más ventas, no te guíes por eso, guíate por la etiqueta. Debes revisar lo siguiente cuando compres un producto:

  • Tamaño de la porción:

Esto es lo primero que debes revisar en tu etiqueta, según el tamaño de la porción, serán la cantidad del resto de la etiqueta (calorías, proteína, grasas, carbohidratos, vitaminas y minerales). Es decir, si el tamaño de la porción en un empaque de galletas es: 1 porción, quiere decir que todos los demás valores serán únicamente para 1 galleta, no para el resto del empaque.

  •  Calorías:

Acá, lo importante es revisar cuántas calorías tiene el producto y compararlo con productos similares. Escoge el que tenga menos calorías por porción.

  • Grasas:

Observa qué tipo de grasa es la que tiene el producto en mayor cantidad. Es recomendable que compres los que tengan una proporción mayor de grasas mono y poliinsaturadas, ya que son más saludables para tu cuerpo. Evita los que tengan más grasas saturadas y trans, que son perjudiciales para tu salud.

  • Gramos de azúcar:

Esta categoría es muy importante, procura que la mayor parte de tus productos sean bajos o sin azúcar. Busca etiquetas que contengan menos de 15 o 10 gramos por porción como máximo, o que tengan 0 gramos de azúcares. Esto hará que tus elecciones sean más saludables y tengas una alimentación más balanceada.

  • Ingredientes:

Los últimos, pero no menos importantes, son los ingredientes. Recuerda que el dicho: MENOS, ES MÁS, aplica para estos también. Entre menos ingredientes tengan los productos que compres, son más saludables. La lista de ingredientes va ordenada en forma ascendente, es decir, los primeros son los que se encuentran en mayor proporción y los últimos son los que vienen en menor medida.

Revisa también, que esos ingredientes sean adecuados. Procura que el azúcar no se encuentre dentro de los primeros cinco, y que cuando leas la lista de ingredientes puedas entender cada uno de ellos. Si hay muchos que no sabes pronunciar en un producto, ese no es.

 
  1.     No vayas con hambre

Esta es una regla de oro cuando vayas al supermercado. Generalmente cuando tenemos mucha hambre, se nos antoja todo lo que se nos ponga enfrente y queremos comer de todo. Intenta ir de compras, después de haber comido o cuando no tengas apetito. Así evitas comprar productos de los que te arrepentirás después.

CONSEJO EXTRA: La mejor alimentación siempre será en la que la mayor parte de sus alimentos sean de origen natural y no industrial. Así que, intenta siempre comprar productos que no tengan etiqueta y no hayan sido sometidos a ningún proceso industrial.

 

Para más tips haz click aquí


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

5 CENAS RÁPIDAS Y SALUDABLES

10 CONSEJOS PARA CONTROLAR EL REFLUJO

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos