noviembre 3

MI HIJO NO QUIERE COMER CARNES ¿QUÉ HAGO?

Nutricion

0  comments

Si eres mamá, no me dejarás mentir que existe una etapa en donde nuestros hijos no tienen nada de apetito y no quieren comer nada, y es ahí, en donde comienza una lucha diaria para poder cumplir con todos sus requerimientos de proteína. Nos frustramos, decepcionamos, angustiamos y no sabemos qué más hacer, se nos agotan todos nuestros recursos y opciones. Es aquí en donde nuestro lado más creativo tiene que salir a relucir.

Es muy común que durante los 3 a 5 años los niños se encuentren en una etapa de falta de apetito, no tienen ganas de comer nada y no les apetece nada para comer. Así que no te asustes si tu hijo comienza a tener este tipo de actitud, tómatelo con calma y aprovecha los pequeños espacios donde tu hijo tiene apetito para incluir todos los nutrientes que necesita para su crecimiento.

¿Por qué es tan importante la proteína en la etapa de desarrollo de los niños?

  •       Ayuda para el crecimiento y desarrollo en cada etapa de los niños. Contribuye a que sanen más rápido sus heridas y quemaduras.
  •       La mayor parte de las células del sistema inmunológico están formadas por proteínas.
  •       Ayudan al movimiento de los músculos.
  •       Transportan grasas y oxígeno.

Las proteínas realmente son una parte muy importante en la alimentación de nuestros hijos, es por eso, que debemos innovar y ser creativos para cumplir con sus necesidades diarias de ellas. Normalmente un niño entre 1 a 6 años, necesita de 16 a 24 gramos de proteína al día.

Antes que nada, déjame hacerte una lista de los alimentos tienen proteína:

  1.     Carnes (pollo, res, cerdo)
  2.     Quesos
  3.     Legumbres y cereales (siempre tienen que ir combinados para que cumplan como fuente proteica de alta calidad)
  4.     Huevo
  5.     Yogurt

Ahora sí, te doy estos simples consejos para evitar esas luchas constantes diarias con tus hijos a la hora de la comida:

  1.     Identifica cuáles son sus comidas favoritas y busca la manera de añadirles un poco de proteína.
  2.     Intenta hacer pequeños refrigerios a lo largo del día, en vez de únicamente hacer 3 comidas grandes.
  3.     Intenta incluir la proteína en sus bebidas, por ejemplo: a los smoothies o licuados agrégales Incaparina o yogurt griego o natural. CONSEJO: Ofrécelos en envases llamativos y haz smoothies de diferentes colores para que le llame la atención tomarlos.
  4.     Haz galletas con mezclas de legumbres y cereales. De esa forma, tus hijos lo tomarán como un “snack” y algo agradable para su paladar. Por ejemplo, galletas de avena y mantequilla de maní, intenta ponerle chispas de chocolate encima haciendo forma de caritas para que le llame la atención.

 

  1.   Haz sopas licuando el pollo junto con verduras, intenta agregarle pasta de letras e inventa juegos divertidos durante la comida, por ejemplo, que vaya encontrando cada letra y se la vaya comiendo poco a poco.
  1.     Haz panqueques de avena y agrégale yogurt, incaparina y huevo a la mezcla, ponle como toppings frutas con formas distintas para que le llame la atención comerlos.
  2.     Incorpore mantequilla de maní (de preferencia casera) a sus licuados junto con avena, o a rodajas de pan.
  3.     Haz helados de frutas con yogurt, decóralos con chispas de chocolate para que llamen la atención.

  

  1.     Incorporar la proteína con su comida favorita para que se anime a comerlo.
  1. Nunca lo premies con comida no saludable o cosas materiales, mejor crea actividades que lo impulsen y los divierta, como, por ejemplo, ir al parque a jugar después de terminar su comida, ver una película o jugar con sus amigos.

 

  1. Recuerda que a la mayoría de niños, la comida les entra por los ojos, así que intenta hacérselas lo más llamativo posible, come a su lado e inventa juegos divertidos con la comida para que sea un momento ameno para él y no lo sienta como un castigo u obligación.

Por último, y lo más importante, no te angusties si tu hijo no quiere comer, recuerda que sólo es una etapa como muchas otras y está también pasará. No le transmitas tu enojo, preocupación o frustración, al contrario, impúlsalo y háblale siempre con palabras positivas que lo motiven y lo animen. Intenta disfrutar cada etapa de tu hijo y aprovéchalo lo más que puedas.

 

Leer más sobre temas relacionados, haz clik aquí

 


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

6 BENEFICIOS DE LA FIBRA

5 CENAS RÁPIDAS Y SALUDABLES

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos