octubre 22

6 PASOS PARA CAMBIAR HÁBITOS

Nutricion

0  comments

¿Cuántas veces no hemos querido empezar a leer un libro, hacer ejercicio, comer saludable o crear un hábito nuevo y simplemente no sabemos cómo iniciar?

Siempre que se empieza algo nuevo, es normal que no sepas por dónde empezar. Antes de mostrarte los 6 pasos, déjame explicarte qué es un hábito. Según la RAE: “un hábito es un modo especial de proceder o conducirse adquirido por repetición de actos iguales o semejantes u originado por tendencias instintivas.”

Pero para crear ese patrón de actos repetidos y formar el hábito debemos seguir ciertos pasos que nos ayuden durante el proceso para que se nos haga más fácil.

Los hábitos son como si fuéramos en piloto automático en un avión, éste ya sabe cómo conducirse por sí solo sin necesidad de esfuerzo extra del piloto. Una acción tan sencilla como lavar platos, cepillarte los dientes, atarse los zapatos o conducir, ya la realizamos sin siquiera pensarlo. Pero para realizar todas estas tareas automáticamente, tuvimos que aprender primero cómo realizarlas, hacer de estos actos repetitivos hasta que lográramos hacerlas sin esfuerzo extra.

Debes entender también, que existen buenos y malos hábitos, los últimos debemos identificarlos y modificarlos o crear nuevos, que generen acciones positivas para tu vida. Como, por ejemplo: fumar, tomar, consumo excesivo de bebidas carbonatadas, comerte las uñas, mala alimentación o pasar mucho tiempo en la televisión o celular. Pero para poder cambiarlos o modificarlos debes seguir una serie de pasos que te facilitarán el proceso.

Ahora, ¿Qué acciones o pasos debo seguir para modificar o crear nuevos hábitos?

Para explicarte mejor los pasos, te pondré de ejemplo un hábito muy común que todas las personas intentamos formar: ALIMENTACIÓN SALUDABLE.

Muchas personas quieren empezar a cambiar o mejorar su alimentación, pero no saben por dónde empezar a crear ese hábito, así que acá te propongo estos sencillos pasos:

  1. Identifica tu motivación:

¿Qué te hizo cambiar o qué te motivó para iniciar un nuevo hábito? Esta es la pregunta inicial qué te debes hacer. Muchas veces empezamos a realizar una acción sin tener una motivación inicial. Haz una lista del por qué quieres formar ese hábito, esto te ayudará a impulsarte todos los días y motivarte a realizar esa acción.

Para empezar a mejorar tu alimentación debes hacer una lista para identificar las razones por lo que lo quieres hacer, por ejemplo:

  •       Prevenir enfermedades.
  •       Mejorar composición corporal.
  •       Bajar de peso.
  •       Tener más energía.
  •       Ser más saludable.
  •       Sentirte más cómodo con tu cuerpo.

  1. Hazte metas muy específicas y cortas:

En este paso debes hacer una lista de metas cortas y ALCANZABLES, haz de cada paso que das una meta. No hagas una única meta grande, es más fácil alcanzar muchas metas cortas, recuerda que una meta bien planteada es la mitad del camino avanzado.

Para empezar a mejorar tu alimentación debes crear metas alcanzables e irlas logrando poco a poco:

  •       Consumir 2 litros de agua pura diarios.
  •       Comer más frutas y verduras.
  •       Disminuir el consumo de azúcares.
  •       Aprender a realizar mis propias comidas.
  •       Reducir las veces que compro comida en la calle.

Una vez que ya hayas planteado tus metas, establece tu plan de acción, esto te lo explico en el siguiente paso.

  1. Establece un plan de acción:

Para poder cumplir tus metas propuestas, debes crear un plan de acción que apoye y facilite tu proceso. Por ejemplo: para llegar a mi meta de tomar 8 vasos de agua al día, voy a llevar mi botella de agua pura a donde quiera que vaya, de esa manera podré recordarme de estar tomando siempre agua.

O para consumir más frutas y verduras, voy a empezar a ir al mercado o supermercado todos los sábados para hacer mis compras de la semana y compraré más frutas y verduras para tener en mi casa.

 

  1. Crea un recordatorio:

Como no estamos acostumbrados a esa acción que queremos realizar, muchas veces se nos olvida y dejamos de hacerla. Es por eso que es muy importante que crees recordatorios todos los días hasta que lo hagas inconscientemente.

Aprovecha la tecnología y descarga aplicaciones que puedan apoyarte a estar dándote recordatorios todos los días, por ejemplo, para poder recordarte de tomar agua pura, existen muchas apps destinadas únicamente a eso. Otra estrategia que puedes hacer, es pegar post it en tu refrigeradora con pequeños recordatorios sobre lo que tú quieras lograr.

 

  1. Mide tus avances:

¿De qué manera puedes medir tus avances? Una estrategia muy fácil para medir tus avances, es llevar un registro en un diario o incluso en un calendario. Escribe todas las acciones que realizaste durante el día y cómo lo hiciste para lograrlo. Utilízalo como motivación diaria o para corregir errores que has cometido durante el proceso.

Así como existen aplicaciones para poner recordatorios, también hay unas que pueden ayudarte a medir tus progresos, de esa manera, visualizas de una mejor forma tus avances y en qué puedes mejorar.

  

  1. Celebra tus avances:

Festeja cada vez que cumplas una meta, prémiate y consiéntete. De esa manera te mantendrás motivado y seguirás realizando las acciones hasta formarlas un hábito.

Se sabe desde hace mucho que para crear un hábito se necesitan 21 días, pero recuerda que todos somos diferentes, a algunos les puede tomar menos y a otros más, pero eso no determina si lo están haciendo bien o mal. No te compares con los demás y ve logrando tus metas a tu ritmo.

Quieres saber más, haz click aquí


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

6 BENEFICIOS DE LA FIBRA

5 CENAS RÁPIDAS Y SALUDABLES

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos