octubre 20

6 PELIGROS DE BAJAR DE PESO RÁPIDO

Nutricion

0  comments

Te encuentras a pocos días de la boda de tu mejor amigo/a o incluso la tuya, o probablemente te encuentres próximo a ir a la playa en donde quieres estrenar ese traje de baño que acabas de comprar, o puede ser que te hayas fijado una fecha para bajar de peso y ya casi se aproxima ¿se te hace conocida alguna de estas situaciones? Muchas veces relacionamos eventos importantes con nuestro peso, con la ropa que nos vamos a llevar, en qué van a pensar los demás sobre las libras de más que tenemos.

¿Qué hacemos? Bueno, recurrimos inmediatamente al internet a buscar cuanta dieta se nos cruce en el camino para bajar de peso lo más pronto posible. Nos inventamos cuanto remedio se nos ocurra y hasta terminamos siguiendo la receta de la vecina de la amiga de nuestra mamá.

¿Y qué pasa? Probablemente bajemos esas libras extras y logramos cumplir nuestro objetivo, nos ponemos el vestido que queremos para la boda, estrenamos el traje de baño en la playa y vamos a la reunión sin estar pensando en el qué dirán. Y los días siguientes a nuestra actividad, sucede lo que más temíamos, esas libras que habíamos logrado bajar, comienzan a ir en aumento de nuevo. Esto probablemente porque comenzamos a comer como antes o hasta más, y nuestro cuerpo empieza nuevamente a relajarse…

¿Qué ocurre después?

Bueno, el peligro se acerca y sufrimos las consecuencias de bajar peso muy rápido ¿Sabes cuáles son?:

  1. Efecto rebote:

El famoso efecto YO-YO, sometimos nuestro cuerpo a un cambio muy drástico, le exigimos demasiado y se encuentra bajo mucho estrés durante el proceso, cuando comenzamos a comer normal otra vez o incluso más, el cuerpo tiende a hacer cierta compensación por el peso perdido, y comienza a hacer reservas en forma de grasa como manera de prevención para un futuro, por si lo someten a un estrés como el que acaba de pasar.

De esa manera sufrimos el temido efecto yoyo, bajamos rápido y subimos más rápido todavía.

 

  1. Problemas intestinales:

Nuestro cuerpo puede sufrir estreñimiento, diarrea, náuseas o dolor abdominal. Como nuestro intestino esta acostumbrado a cierta cantidad de alimentos, cuando esa cantidad baja drásticamente y hay menos comida para pasar y lubricar el conducto, puede llegar a disminuir la cantidad de salivación que ayuda a estimular el intestino para una mejor digestión.

 

  1. Dolores de cabeza y cambios de humor:

¿Te ha pasado que cuando tienes mucha hambre te comienza a doler la cabeza e incluso te pones de un humor más pesado? Bueno, ese es el efecto que provoca la falta de alimentos en nuestro cuerpo. Tu cuerpo comienza a utilizar nutrientes que no están destinados directamente a ser usados como fuente de energía, lo cual provoca un desequilibrio en el organismo y provoca que tengas estos cambios de humor repentinos y dolores de cabeza.

 

  1. Trastornos en la alimentación:

El mantenernos en un ciclo constante de subir y bajar de peso puede provocar trastornos en nuestra alimentación, el cual es uno de los riesgos más importantes, esa obsesión de querer perder peso rápido puede llevarnos a padecer bulimia o anorexia, si no la llegamos a controlar a tiempo.

 

  1. Fatiga extrema:

Esta es una respuesta normal que tiene nuestro cuerpo cuando le hacen falta nutrientes. Debido a que nuestro organismo ya estaba acostumbrado a recibir cierta cantidad de los mismos, una restricción o disminución drástica de estos puede desencadenar este tipo de efectos en nuestro cuerpo, ya que comienza a ahorrar energía, dejando al cuerpo en un cansancio extremo.

 

  1. Pérdidas de masa muscular:

El perder peso no siempre se da de la misma manera, y muchas veces las soluciones rápidas para perder peso no promueven la pérdida de grasa, al contrario, lo que se pierde la mayoría de veces es masa muscular. Esto generalmente sucede cuando existe una disminución drástica en nuestra ingesta de alimentos, el cuerpo empieza a compensar esa pérdida, y muchas veces ese mecanismo es a través de alimentarse de sus propios tejidos, y uno de ellos es el músculo.

Normalmente se reconoce como una pérdida de peso adecuada una disminución de 2 a 4 libras por semana. Para eso debemos entender que el proceso requiere disciplina, constancia, dedicación y compromiso, y reconocer los motivos por lo que lo estamos haciendo, que lo principal es la salud. Tenemos que saber que nuestra pérdida de peso no va a ser de la noche a la mañana, va a requerir tiempo y paciencia, pero te aseguro que es un cambio que, si tienes constancia, te puede durar toda la vida y te traerá infinidad de beneficios a tu vida.

No busques adelgazar sólo para el evento o para la ocasión, ponte metas realistas e intenta ir gradualmente con tus cambios en la alimentación. No te juzgues ni te obsesiones si no logras llegar al objetivo que deseas, y no te guíes por el qué dirán, ama a tu cuerpo y respétalo, que tu única meta sea buscar salud.

Recuerda que no debemos dejar en las manos del internet nuestra salud. Consulta con un profesional para que te asesore y te guíe de una manera efectiva en tu proceso de pérdida de peso.

 

Quieres saber más, haz click aquí


Tags


Otros contenido seleccionado para ti

6 BENEFICIOS DE LA FIBRA

5 CENAS RÁPIDAS Y SALUDABLES

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos