marzo 30

Cómo hacer leches vegetales desde cero

Cocina vegana

0  comments

 

Las leches vegetales hechas desde cero ya sean de nueces, semillas u otros como arroz, coco o avena se pueden utilizar de muchas formas en la gastronomía basada en plantas o libre de lácteos. Es una de las primeras técnicas de cocción que debes aprender si te quieres adentrar en este mundo maravilloso de la gastronomía vegana.

El proceso es súper fácil, básicamente si tienes nueces, semillas, avena o cualquier ingredientes base, agua y una licuadora puedes empezar a preparar tus leches vegetales sin mayor complicación.

Si eres más creativo como yo, puedes experimentar muchos perfiles de sabores que es lo que siempre trato de enseñar en mis clases online o presenciales, dar las bases para que tu imaginación vuele y empieces a crear tus propias recetas. Puedes decidir si lo quieres más cremoso, ligero, con sabor intenso, básico, con estímulantes nutricionales para que sean más beneficiosas, diseñar leches para personas con alergias, intolerancias, ¡Puedes hacer de todo!

En esta guía culinaria para las leches vegetales aprenderás:

 

Cómo hacer un lote básico de leche vegetal

Ingredientes clave

Proporción de agua-base según la consistencia que desees

Cómo saborizarlo

Cómo darle un boost nutricional

Beneficios de preparar tus propias leches vegetales:

 

Hay muchas razones para hacer nuestras propias leches vegetales. Las variedades compradas en la tienda son caras, muy aguadas y a menudo cargadas con conservantes, edulcorantes refinados o artificiales, emulsionantes y estabilizadores que pueden perjudicar nuestra salud. Por otro lado, las leches caseras de nueces y semillas son:

Libre de aditivos o conservantes.
Naturalmente sin lácteos (la leche láctea puede ser difícil de digerir y agravar muchas afecciones de salud)
Sin azúcar, si lo desea
Bajo desperdicio o cero desperdicio
Fácil de hacer en casa.
Rico en sabor y frescura
Fácil de adaptar con diferentes frutos secos, semillas, coco, avena, arroz y especias.
Mayor cantidad de nutrientes biodisponibles

 

Los mejores ingredientes para elaborar tus leches vegetales

 

Puedes usar prácticamente cualquier nuez, semilla o si hay alguna persona con alergia alimentaria en tu hogar utilizar otras opciones que te dejo acontinuación:

 

Sabores de nueces neutros

Almendras
Marañón
Nueces de macadamia

Sabores de nuez más fuertes

Nueces
nueces pecanas
Avellana

Opciones de semillas

La mayoría de las leches de semillas tienen un sabor robusto; deberás experimentar con cuáles disfrutas o mezclarlas con una nuez más neutral para obtener un sabor más sutil.

semillas de sésamo
Semillas de calabaza
Semillas de girasol

Las siguientes semillas no funcionan bien como base para la leche de semillas. Sin embargo, son excelentes en cantidades muy pequeñas para aumentar la nutrición.

Semillas de linaza
semillas de chia

 

Para personas con alergias o intolerancias a las nueces o semillas

Coco

Avena

Arroz

 

Pasos para hacer leches vegetales desde cero

Ingredientes

1 taza de nueces o semillas (o una mezcla de ambas)
4 tazas de agua

utensilios:
Licuadora
Tazas de medir
Colador de malla fina o bolsa de leche de nuez
Tazón grande, para capturar leche de nuez o leche de semilla
Contenedor de almacenamiento

Qué hacer:

Paso 01: Remojar las nueces y semillas. Esto ayuda a eliminar el ácido fítico y los inhibidores enzimáticos que inhiben la digestión y aumentan la biodisponibilidad de los nutrientes (las nueces y semillas remojadas, si se dejan durante el tiempo suficiente, eventualmente germinarán; el remojo ayuda a iniciar este proceso). El tiempo de remojo dependerá de la nuez o semilla que elija: las nueces más grandes y pesadas tomarán de 6 a 8 horas, más pequeñas alrededor de 2 horas.

Paso 02: Agrega las nueces / semillas / otro y agua en la licuadora. Mezclar hasta que esté suave.

Paso 03: Si usa un colador: coloque el colador de malla fina sobre un tazón. Cuele la pulpa vertiendo la leche a través del colador, presionando la pulpa con el dorso de una cuchara para exprimir el líquido.

Si usa una bolsa de leche de nuez: Vierta la mezcla a través de la bolsa de leche de nuez, estirando la pulpa apretando cuidadosamente la bolsa. También puedes diseñar una bolsa de leche de nuez con unas capas más grandes de tela de queso, pero una bolsa de leche de nuez es una buena compra y hay varias otras formas en que puede darle un buen uso.

Paso 04: Transfiere la leche vegetal a tu recipiente y guárdala en el refrigerador por hasta 3 días. Agitar antes de usar.

Como las leches vegetales caseras  no tienen conservantes, no durarán semanas. Si no lo vas a consumir en unos días, puedes congelarlo

 

Relaciones ideales agua

Normalmente usamos una proporción de 1: 4, por lo que 1 taza de nueces o semillas por 4 tazas de agua. Sin embargo, si deseas crear una leche más espesa y cremosa, puedes probar 1: 3 o 1: 2. Tenga en cuenta que pasará la leche más rápido y será más costoso si lo hace con regularidad.

 

 


Tags

Cocina vegana


Otros contenido seleccionado para ti

¿Por qué es tan importante el hierro en nuestro cuerpo?

3 claves para nutrir y sanar tu intestino

Quiero recibir todos los contenidos gratuitos

RETO ONLINE 

Disminuye % de grasa y aumenta masa muscular