Historias que inspiran, pasta integral con coliflor

«La forma en qué comemos puede cambiar el mundo» . Alice Waters.

Alice Waters, la primera mujer que ganó el premio James Beard en 1992, a menudo ha sido considerada como la chef visionaria que llevó la cocina de California en una dirección nueva y audaz, al presentar una celebración de ingredientes autóctonos estacionales. Ha sido nombrada en la lista Time 100 como una de las personas más influyentes del mundo.

Además de su bien establecido restaurante en Berkeley, Chez Panisse (inaugurado en 1971), la chef Waters ha dejado una impresión duradera en los alumnos de las escuelas y colegios de la región y otras zonas: su proyecto “Patio escolar comestible”, que comenzó en una escuela de Berkeley hace veinte años y se dedica a enseñar a los niños el valor de comer sano e incorporar alimentos orgánicos autóctonos, ha inspirado proyectos similares en todo el país.
Waters también es vicepresidente de Slow Food International, una organización dedicada a preservar y promover cultivos regionales orgánicos; su “Arco de sabor” incluye alimentos de todas las ecorregiones del mundo.
En esta ocasión Acai quizo replicar una deliciosa receta de Alice waters, estamos en el mes de la mujer, escogimos 5 mujeres inspiradoras en mundo culinario. 
Esta receta simple y fácil de pasta quedó deliciosa!
Pasta integral con coliflor
Tiempo total: 30 minutos.
2 cabezas de coliflor
1 cebolla mediana
4 dientes de ajo
Sal marina gruesa
1 libra de pasta de trigo integral
Aceite de oliva virgen extra
Pimienta recién molida
1 pizca chile picante seco en hojuelas 
Vinagre de vino blanco
Jugo de 1/2 limón
1/2 taza de nueces tostadas
4 onzas de ricotta salata o queso feta.

 

  1. Poner a hervir una olla grande de agua. Cortar la coliflor en pequeñas flores. Pelar la cebolla y cortarla muy fina. Pelar y picar finamente el ajo. Poner a hervir seis litros de agua salada y poner la pasta para cocinar.
    2. Saltea la coliflor en aproximadamente tres cucharadas de aceite de oliva en una sartén. Cuando la coliflor comience a ablandarse, sazona con sal y pimienta al gusto y agrega rodajas de cebolla y chile. Saltear a fuego medio a alto hasta que las verduras estén doradas y tiernas. La coliflor aún debe estar ligeramente crujiente y no debe tener un sabor a vapor.
    3. Agrega el ajo y retira del fuego, revuelve y revuelve para que el ajo no se queme; Si comienza a dorarse, agrega un chorrito de agua. Agrega unas gotas de vinagre y jugo de limón y agrega las nueces tostadas. Probar y corregir el condimento.
    4. Cuando la pasta esté lista (debe estar al dente), escúrrela y agrégala a la coliflor con suficiente aceite de oliva virgen extra para cubrirla bien. Mezcla y ponla en un recipiente caliente. Desmenuzar el queso sobre el plato.

 

Be the first to reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *