Galletas saludables para los peques

En esta ocasión les comparto una rica y súper fácil receta de galletas ( chispas de chocolate saludable) para hacer junto con nuestros pequeños y disfrutar como una deliciosa merienda de media tarde o de refa para el cole.

Hablemos de los ingredientes.

Mantequilla de maní:

Utilicé mantequilla de maní cremosa natural, pero la mantequilla de maní crunchy también funcionará bien.. Si eres alérgico a la mantequilla de maní, la mantequilla de almendras también queda deliciosa..
Avena:

Asegúrate de usar avena integral o “old fashion rolled oats” en esta receta o harina de avena

Panela molida o azúcar de coco:

Me encanta usar panela molida en esta receta. Si prefieres un endulzante sin refinar, te sugiero que uses azúcar de coco. También las he hecho con 1/2 taza de panela en lugar de 2/3 taza y todavía quedaron muy bien solo que tienen un sabor un poco más parecido al de la avena.

Chips de chocolate:

son opcionales, así que siéntete libre de sustituirlos por otros complementos como: pasas, arándanos, chocolate blanco o trocitos de caramelo, u omítelos por completo. También puedes usar menos chips de chocolate si estás tratando de controlar tu consumo de azúcar. Creo que 1/2 taza de chips de chocolate quedaría perfecto también!

 

Ingredientes:

  • Una taza de mantequilla de maní natural (solo maní + sal)

  • ⅔  taza de panela molida

  • 1 cdita. de extracto de vainilla

  • 2 huevos grandes

  • ¾ taza de avena integral o harina de avena 

  • ½ cdita. de polvo para hornear

  • ⅔ taza de chispas de chocolate

  • Sal de mar para espolvorear encima

Instrucciones:

 

  1. Precalienta el horno a 350 grados. y cubre una bandeja con papel mantequilla.

  2. En un tazón pequeño mezcla la avena y el bicarbonato de sodio; dejar de lado.

  3. En un tazón grande, mezcla la mantequilla de maní, la panela, los huevos y la vainilla hasta que quede suave. Agrega los ingredientes secos moviendo con una cuchara de madera, luego deja caer suavemente los chips de chocolate.

  4. Forma las galletas en bolas de masa de 2 pulgadas y colócalas a 2 pulgadas de distancia en la bandeja para hornear previamente preparada. Apenas aplana la parte superior de la galleta con tu mano. La masa debe ser bastante pegajosa, por lo que si encuentras molesto este método, simplemente usa una cuchara para dejar caer la masa en la bandeja. Las galletas pueden no ser tan redondas y quizás un poco más gruesas, pero está bien, ¡todavía estarán deliciosas!

  5. Hornea las galletas durante 9-12 minutos y retíralas cuando los bordes apenas empiecen a dorarse. Es posible que las galletas se vean un poco crudas, pero seguirán cocinándose una vez que las saques del horno. Deja enfriar durante 5 minutos en la bandeja para hornear y luego transfierelas a una rejilla de alambre para enfriar completamente. Espolvorea cada galleta con sal marina escamosa. Repite con el resto de la masa para galletas. Salen de 16-20 galletas.